Este escrito ya lo he publicado en mis redes otras veces…pero primera vez en BrainStorming. Inspiró un Taller que vengo preparando y a diario vivo esa realidad.
vaso

La eficiencia es dañina muchas veces. Hacer las cosas bien, rápido, a tiempo, muchas veces da la sensación que lo que se hace es sumamente fácil y por tanto, sin mérito. Mientras, otra persona, ineficiente, que se ahoga en un vaso de agua, que permanece horas dándose golpes contra la pared, que camina de un lado para otro, haciéndole saber a todo el mundo que tiene mucho trabajo y se bloquea para otras actividades y funciones, da la falsa impresión que trabaja mucho cuando en realidad carece de las 3E: Eficiencia, Eficacia y Efectividad.

Los deportistas de alta competencia, sobre todo los de atletismo, se les ve hacer sin esfuerzo, la última vuelta al ovalo de 400mts en 60 segundos o menos, cuando compiten en pruebas de fondo como 10Km, 21Km e incluso en la maratón de 42km. Sin embargo, haga usted la prueba, aún teniendo una buena condición física, en darle una sola vuelta al óvalo olímpico a todo tren y entérese cuán difícil es hacerlo en menos de 70 segundos. Y es que ese es el concepto de Alta Competencia: Hacer las cosas que para la mayoría son difíciles y complicadas, sin mostrar esfuerzo, aunque el esfuerzo intrínsecamente exista, pero producto de un entrenamiento riguroso.

Existe una anécdota de un técnico que fue a reparar el televisor de un cliente cuya señal repentinamente perdió nitidez. El técnico en cuestión abrió la tapa posterior del aparato, observó unos segundos, sacó un pequeño destornillador plano con el cual ajustó un tornillo unos cuantos milímetros y de inmediato la señal se compuso. El hombre volvió a colocar la tapa y cerró el televisor. El cliente maravillado le preguntó que cuánto le debía y el técnico le dijo que eran Bs. 2000. El hombre asombrado y molesto le reclamó que por qué le cobraba tanto si sólo había tardado 1 minuto en hacer la reparación y apenas darle la vuelta a un tornillito, a lo que el técnico le contestó: “Le estoy cobrando Bs.100 por quitar la tapa, Bs.100 por revisión, Bs.100 por darle vuelta al tornillito y Bs. 1700 por saber qué tornillo girar y el punto exacto hasta dónde debo darle vuelta para que la imagen se vea perfecta”

He allí, en ambas situaciones, una paradoja interesante.

Víctor Rodríguez R.
Diseñador Gráfico

agosto 8th, 2015 at 2:35 am